Entrevista a Salvador Treber, distinguido como "El profesional del año"

Imprimir
PDF

FUENTE: LA VOS DEL INTERIOR - Luis Kempa
 / De nuestra Redacción/ 
 Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

"Hoy, la cosa pasa por actualizar el impuesto inmobiliario 100%"


"Creo que es correcto volver al FMI. Si no, las empresas no pueden acceder al crédito internacional y no se hacen las inversiones".

Salvador Treber confiesa que se “siente raro” porque el próximo viernes recibirá el premio “El profesional del año”, otorgado por la Confederación General de Profesionales de la Argentina, durante un acto en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Córdoba. “No es lo más habitual en mi vida y nunca lo busqué”, reflexiona, sentado frente a la computadora, donde pasa buena parte del día, en su amplio departamento ubicado en pleno centro. 

Con hablar pausado, el economista considera que la única forma de aumentar la recaudación es actualizando el impuesto inmobiliario urbano y rural, pero descree que lo haga el actual Gobierno.

–Diputados aprobó prorrogar impuestos sin incluir reclamos provinciales de más coparticipación. ¿Las provincias son otra vez postergadas?
–La postergación de las provincias viene de lejos, de los pactos fiscales de 1992 y 1993, cuando resignaron 15 por ciento de la coparticipación. Se hizo, en aquel momento, para que el mínimo jubilatorio pasara de 150 a 200 pesos. Presiones hubo siempre.

–¿La clave es una nueva ley de coparticipación?
–En la reforma de la Constitución de 1994 se incluye la ley de coparticipación como un instrumento, pero las condiciones que se dan en una cláusula transitoria establecen que se tiene que hacer antes de 1996 y de tal manera, que ninguna provincia se oponga. Y hay varias provincias que no se van a sentar a discutir, si no le cambian su relación. Hay un nudo gordiano imposible de desatar, ya que tiene que haber un acuerdo de la Nación y todas las provincias, algo imposible.

–¿Es una quimera plantearlo?
–Es imposible. Es una verdadera trampa que no tiene solución. Lo que se puede hacer es interpretar correctamente el artículo 7 de la ley 23.548, que dice que el mínimo de coparticipación es el 34 por ciento de los impuestos coparticipados y no coparticipados. No se toman las contribuciones a la Seguridad Social. El impuesto al cheque está previsto por ley que no se coparticipe, pero a eso lo puede modificar el Congreso.

–También se levantó la prohibición a las provincias de endeudarse por arriba del 15 por ciento de sus ingresos.
–Es como decirles que tienen libertad para envenenarse. El caso de Córdoba es paradigmático. Al 30 de julio tenemos dos mil millones de deuda flotante. La Provincia reconoce como deuda 8.700 millones de pesos, pero toma una de las 15 agencias y organismos descentralizados. De todas las demás, se olvida. Con la deuda flotante, está en 13.500 millones.

–¿Lo correcto es medir la deuda de todas las entidades?
–Sí, salvo Epec y Banco de Córdoba, porque son empresas. Todo lo demás son organismos autárquicos descentralizados. La única agencia que contabilizan es la de Inversión y Financiamiento. O son muy ignorantes o tienen mala fe. Santa Fe, que es una provincia similar, tiene una deuda total que no llega a dos mil millones. Y la deuda flotante de Córdoba viene creciendo: en 2003 eran 200 millones; en 2004, 380; en 2005, 600; en 2006, 980; en 2007, 1.200 millones; en 2008, 1.600 millones y ahora está en 2.040 millones. Lo que se patea para adelante no se cubre con recursos adicionales sino del año siguiente. Por ejemplo, a junio, los certificados de obras públicas en seis meses suman 471 millones y lo pagado 90 millones.

–Cuando estaba José Manuel de la Sota usted dijo que había fracasado la rebaja impositiva. ¿Cómo se recauda más?
–Yo dije que rebajar el 30 por ciento de los impuestos era un lujo y que no iba a resolver nada. Sin esa rebaja, no tendríamos deuda flotante. Y le explico: en 1999 la recaudación del impuesto a los Ingresos Brutos era de 460 millones y la del Inmobiliario, urbano y rural, era 280 millones; es decir, por cada 100 pesos de Ingresos Brutos recaudaba 60 de urbano y rural. Hoy, lo que se recauda por Ingresos Brutos subió seis veces y por el inmobiliario (sin el fondo para inversiones rurales), apenas 23 por ciento. Si hubiera subido igual que Ingresos Brutos tendría mil millones de pesos más. En vez de Ingresos Brutos que lo pagan todos los consumidores, hubiesen pagado mil millones más los titulares de bienes de riqueza. Es una orientación regresiva.

–¿Hay que hacer un revalúo del impuesto urbano y rural?
–La última valuación es de 1993 y desde entonces se ha prorrogado cada cuatro años. Sería la forma de obtener recursos genuinos, sin cargar a la población. Es mucho más justificable reclamar a la Nación cuando la Provincia agotó sus fuentes. Buenos Aires está actualizando. Hoy, la cosa pasa por actualizar donde está atrasado, claro que tampoco se puede reajustar 600 por ciento. Cada día que pasa es más difícil actualizar en toda la magnitud.

–Para el año que viene, ¿habría que actualizar el ciento por ciento?
–Y sí..., con la gente del campo el gobernador Juan Schiaretti hizo un acuerdo y tiene un tributo adicional para financiar obras de infraestructura que benefician al campo. El campo aceptó pagar más para que le hagan cosas para ellos. Se ha desentendido de la responsabilidad social y admitir eso, es muy grave. Pero la actualización impositiva no la va a hacer este gabinete; este ministro de Finanzas es responsable directo porque ha estado en las dos gobernaciones y no está en condiciones ni técnica, ni moral, ni funcional.

–¿Cambió la política económica de De la Sota a Schiaretti?
–Ni antes ni ahora hubo política económica. Los lineamientos de gestión son los mismos. Incluso, cuando hacen las rendiciones están las mismas trampas de contabilidad ‘creativa’. Lo primero que hay que hacer es cambiar el gabinete; hacer un gabinete de crisis con gente técnicamente capaz y que no tenga compromisos sectoriales.

–En la Caja de Jubilaciones, ¿está de acuerdo con que se subsidie el 44 por ciento de las jubilaciones de Epec en desmedro del resto?
–Epec y la Justicia tienen más jubilados que activos. No hay sistema que aguante tal cosa. Pero tenemos larga jurisprudencia de los derechos adquiridos. Para los que ya la tienen no hay solución.

–¿Qué opina de la previsión presupuestaria nacional que fija un dólar a 3,95 pesos para 2010?
–Creo que es totalmente insuficiente. Las retenciones se hacen muy pesadas si el dólar no evoluciona hacia arriba, al igual que la inflación.

–¿Hay que acudir al FMI?
–Quiero aclararle que no es para pedir crédito, sino para que las empresas puedan tomar créditos en el mercado internacional. Hoy, para Argentina no se puede y, por lo tanto, las inversiones no se realizan. Para el crédito se necesita el okey del Fondo.



Quién es

Nombre: Salvador Treber. 


Edad: 78 años. 


Estado civil: casado con Rosa. 


Hijos: tres hijas, 10 nietos y dos bisnietos. 


Profesión: Contador. 

Cargos: director de un posgrado en Economía de la UNC. 
Fue director del Banco Central en la gestión de Raúl Alfonsín.


Hobby: Escribir en la PC lo que piensa. 


E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla 


Página web: www.estudiotreber.com.ar

Campaña de Matriculación

Entidades Miembros

F.E.P.U.C  |  Dean Funes 1339 | Córdoba, Argentina  |  Tel:  (0351) 155935773 / 152443057  |  www.fepuc.org.ar